¿Existen perros de pedigree sin papeles?

No existen perros de pedigree ¨sin papeles¨. Si usted compra un cachorro de pedigree, exija que le entreguen su documentación (certificado de transferencia), expedido por la FCA, única entidad argentina con reconocimiento internacional.

No se justifica que pretendan cobrarle un sobreprecio por ese documento, pues ¨los papeles¨ se entregan cuando se inscribe la cria y su costo es de solo $13, por cada cachorro, el costo de inscripcion de criadero es de $40 pesos argentinos.

ENTONCES PIENSE ¿SE JUSTIFICA LA CRIA DE PERROS SIN PEDIGREE ?
CUANDO USTED ADQUIERE UN EJEMPLAR CON PAPELES ESO LE GARANTIZA QUE EL CACHORRO REALMENTE SEA DE LA RAZA QUE USTED HA DECIDIDO QUE COMPARTA SU HOGAR. Un criador responsable siempre querrá que sus cachorros esten bien mas allá de la parte comercial. Ante cualquier duda asesórese gratuitamente en la FCA moreno 1325 Cap. Fed. Tel.4383-0031 4384-7714 / 4384-7732.

Nuestro trabajo es arduo, nosotros como cualquier criador serio y responsable cuida la genética de la raza, las líneas de sangre y árbol genealógico de los cachorros. No lo dude, si usted adquiere un perro con pedigree no es que esta pagando más, sino que esta protegiendo los origenes de la raza.

Subir

Mejorando la atención médica veterinaria de nuestra mascota

La elección del Médico Veterinario para nuestra mascota no siempre es fácil, deberemos encontrar aquel profesional donde tanto el tutor como el paciente se sientan cómodos, puede ser por referencias, cercanía del domicilio, simpatía, idoneidad, trayectoria, servicios, etc, además no hay que fijarse solamente en el costo sino la calidad del profesional y los servicios, puede existir variación en los honorarios entre profesionales pero también difiere la calidad de atención y servicios profesionales, recordar que nuestra mascota no es sólo una inversión financiera y merece la mejor atención. La elección del veterinario deberá ser antes de buscar a nuestro amigo, debe verlo antes para que él le sugiera que tipo de animal, raza, tamaño, si es para companía o guardia, etc, es apropiado para su estilo de vida que será determinado por el profesional de acuerdo al lugar disponible en la casa, si existe patio o se vive en un departamento, integrantes de la familia, si existe otra mascota, si los vecinos tienen animales y cuáles, etc, la elección siempre será propia, pero un buen asesoramiento profesional nunca está de más y puede ahorrarnos problemas de convivencia con el animal o vecinos en el futuro.

Algunas preguntas que debemos hacernos antes de elegir una Clínica Veterinaria:

¿Son especialistas en el animal que tenemos?
¿Tienen atención de emergencias fuera de su horario comercial?. Si no fuera así ¿ recomiendan a alguien?
Sí es Consultorio solamente. ¿Tienen convenios con otra clínicas para hacer estudios complementarios?
¿Hacen interconsultas con especialistas?
¿Tienen servicios de radiografías, ecografías, laboratorio, internación, etc?
¿Realizan todas las cirugías? Sí no es así a quién derivan las de mayor complejidad?
¿Tienen servicio de recordatorio de vencimientos de vacunas y antiparasitarios?
¿El lugar es limpio y ordenado?
¿Hay olores desagradables?
¿Existe buen estacionamiento de autos?
¿El personal es atento?
¿La atención telefónica es la adecuada en rapidez y atención?

A continuación se enumera una lista de recursos para ayudarle a obtener mejor calidad de atención Médica Veterinaria para usted y su mascota. Cada día muchas mascotas reciben atención médica de buena calidad. Obtienen la atención apropiada, cuando la necesitan, de la manera indicada con los mejores resultados posibles.
Pero de vez en cuando, algo sale mal. Los animales reciben servicios médicos que no necesitan o no pueden obtener esa misma atención cuando sí la necesitan.
En ocasiones, los animales son victimas de errores médicos que muchos, con nuestra colaboración podrían haberse evitado. Un error médico es una equivocación que sucede mientras un animal es atendido. El hecho es que la calidad de la atención médica varía. Hay muchas razones por las cuales sucede esto, porque la calidad depende de muchas cosas, por ejemplo docilidad del paciente, cuánto se sabe acerca del tratamiento de su padecimiento, posibilidades económicas (por ejemplo para un tratamiento o llegar a un diagnóstico mediante estudios complementarios) etc...

Las investigaciones han mostrado que si se involucra más en su atención médica veterinaria, puede obtener mejores resultados y sentirse más satisfecho. He aquí lo que puede hacer:

* Trabaje en conjunto con su Médico Veterinario, los asistentes y otros familiares para tomar decisiones relacionadas con la atención de su mascota.
* Siga las indicaciones del prospecto del medicamento recetado en la veterinaria o farmacia. Asegúrese de que sea lo que el médico le recetó.
* Si tiene su animalito internado: hay muchas personas que pueden estar participando en su cuidado. Asegúrese que alguien, como su médico de cabecera, sea el responsable de atenderlo. Hable frecuentemente con esa persona. Si está muy enfermo o si necesita cirugía mayor pídale a un familiar o amigo que sea parte del equipo del cuidado de su salud.
* Pregunte, y siga preguntando hasta que entienda las respuestas. Tiene derecho a hablar con cualquier persona que esté involucrada en su atención. Pregunte cuánta experiencia tiene su médico en el tratamiento del padecimiento.
* Cuando le hagan una radiografía o algún análisis de laboratorio no suponga que el "no tener noticias son buenas noticias", pregúntele a su profesional cuándo y cómo recibirá los resultados. ¿Será en persona o por teléfono? Si no recibe los resultados cuando los espera, comuníquese con su médico y pregunte por ellos.
* Pregúntele al veterinario que dice la evidencia científica acerca de su padecimiento y de las opciones de tratamiento. Sepa que "más no siempre es mejor." Asegúrese de enterarse por qué necesita un análisis o tratamiento y cómo le puede ayudar. Podría ser mejor no tenerlo.
*Si va a someterse a una cirugía, asegúrese de que usted, su médico veterinario y el equipo de cirugia estén de acuerdo en lo que se va hacer. Entérese de todo lo que pueda hacer antes y después de la cirugía para apresurar su recuperación.

Subir

Un Perro Bien Cuidado

Para que sea feliz y tenga buena salud, no basta con quererlo mucho...
Es preciso aplicar una serie de normas de higiene, de alimentación y ciertas medidas de educación que aquí enumeramos.
1) Muchos cachorros sufren de las ya conocidas enfermedades: moquillo , hepatitis canina y parvovirus . Enfermedades contagiosas que afectan a sistemas y aparatos fundamentales para la vida. Lo que se debe hacer para que los animalitos no contraigan estas enfermedades es un plan de vacunación a partir de los cuarenta y cinco días y no a partir de los tres meses como es creencia popular.
2) Los cachorros, de cualquier especie, necesitan una alimentación sana, abundante y nutritiva. Debe estar relacionada según su raza, su talla y peso. Comerá por lo menos tres veces diarias y cuando sea adulto una o dos veces.
3) Los perros no beben mucho en cada ocasión, por eso tienen sed con frecuencia. Habrá que tener a su disposición un recipiente con agua fresca.
4) Hay que brindarle la posibilidad de salir de casa para que juegue y olfatee, como es su gusto. El paseo diario hay que aprovecharlo para su adiestramiento, para que haga ejercicios pero no forzarlo demasiado porque un exceso de carreras con el tiempo puede tener problemas articulares. También es recomendable que el perro nunca ande suelto en la calle aunque sea por un ratito por varias razones: lo puede pisar un auto, robarlo, intoxicarse, rompe bolsas de basura, hace pozos en el jardín del vecino, se junta con otros perros vagabundos que le pueden transmitir parásitos y enfermedades, etc. Por eso es recomendable sacarlo a pasear siempre con correa y collar y nos evitaremos los problemas mencionados anteriormente.
5) El aseo es fundamental, la frecuencia de baño debe ser cada 15 días o un mes, antes de los tres meses se puede bañar pero hay que tomar precauciones, bañarlo, secarlo y dejarlo adentro como mínimo 12 horas para que se seque en forma adecuada. Hay que utilizar shampúes para perros o un shampoo neutro de humanos, también se puede lavar con jabón blanco en pan o de glicerina. Pero lo importante es cepillarlo con frecuencia, pues esto evita la acumulación de residuos epidérmicos y de suciedades, además hay una mejor oxigenación de la piel evitando enfermedades de la misma.
6) Nunca hay que olvidar que un perro prefiere, antes que la comida y bebida, las caricias de su amo. Si éste quiere educarlo bien, demostrará un afecto enorme cuando es cachorro; es esencial para la educación que habrá que seguir, pero hay que mantenerse firme cuando se le da una orden.
Resumiendo: para la educación de su perro hay que tener en cuenta lo siguiente: dulzura, paciencia, insistencia, continuidad en las ideas, autoridad, competencia y.... tiempo.

Subir

Displasia de codos (HE.)Anatomía y función.

Tres huesos son los que forman la articulación del codo. El húmero, el cubito y radio, unidos estos dos últimos entre sí son el soporte óseo del antebrazo. El húmero en la parte próximal de la articulación presenta en su extremidad inferior dos cóndilos, el medial y el lateral cuyas superficies articulares son muy diferenciadas. La articulación del codo es compuesta, pues posee tres articulaciones en sí. La humero-cubital, humerorradial y radiocubital próximal. Todos sus ligamentos son extracapsulares. El cóndilo humeral medial descarga sobre el cubito el 20% del peso de la extremidad. El radio recibe el resto de la carga proveniente del cóndilo lateral (80%.) El cúbito posee un escote semilunar, cuya función es impedir desplazamientos laterales de la articulación y estabilizar el conjunto. Cuando el perro apoye la extremidad en el suelo y descargue peso sobre él, la articulación estará en extensión. La porción distal del húmero (extremidad inferior) desarrolla tres centros de osificación hacia las nueve semanas, pero su fusión entre sí y centros dístales a los nueve meses. En radio y cúbito su centro de osificación se aprecia hacia las siete semanas y su fusión es a los 10 meses.
Etiología (causas) y patología: Pueden producirse defectos de osificación, si estas se dan en el nivel de placa de crecimiento se dará lugar a una no unión, si es a nivel de hueso subcondral - que sirve de soporte al cartílago articular con el cartílago hilalino - se producirá un agrietamiento. En ambos casos estaremos ante procesos degenerativos causantes de la osteocondrosis, de la cual la más preocupante es aquella que conlleva una fragmentación de la ápofisis coronoides medial del cubito. Estos procesos degenerativos dan lugar a una inflamación (artrosis), pudiendo desestabilizar la articulación, lo que originará a una osteoartrosis, más conocida como displasia de codo. Cuando la artrosis es leve, el animal podrá mantener un nivel casi natural de actividad a través de su vida, dado que su evolución estará en razón del tipo y grado de la lesión, pero siempre será desfavorable. Las luxaciones de la articulación del codo no son frecuentes. El cóndilo es propenso a la fractura.
Datos estadísticos: En una evaluación efectuada por la fundación ortopédica americana (OFA) a 86 razas, 36 de ellas resultaron padecer de displasia del codo, siendo una de las condiciones patológicas mayormente subdiagnosticadas. Dado en la raza Rottweiler que el factor de prevalecencia de displasia de codo es mayor que el de cadera, a partir del 1 de Agosto de 1996 el ADRK dispuso radiografiar articulación de codos a los ejemplares (misma edad que para caderas) para ello se exige una con codos extendidos y otra con codos flectados. Los datos estadisticos que se manejan con mayor recurrencia son los impartidos generalmente a nivel europeo :

  Heredabilidad Sexo
Edad de Examinación

Prevalecencia en la progenie

Macho
34%
51%
Debido a la incidencia que aporta el punto anterior no fue recomendado separarlos por sexo. Existiendo un incremento de 4% para ambos sexos por mes de edad.
Es mínima cuando ambos padres son normales. Diametralmente opuesta cuando ambos padres padecen del mal.
Hembra
40%
43%

* La heredabilidad esta basada en la regresión de los hijos sobre los padres, y las hijas sobre las madres.
** También debido al sexo la incidencia en la progenie de machos reproductores, vario entre un rango de 17 a 30% para machos sanos; 65% para machos con mínima afección de displasia de codo.
El siguiente cuadro detalla las medidas valoricas para la displasia de codos:

ADRK ED
Descripción
Razones de crianza
Artrosis
ED-
Libre
Cría y selección positiva
Libre
ED+
Leve
Cría y selección positiva
Grado I

ED++

Medio

Cría y selección positiva Grado

Grado II
ED+++
Alto
No apto para la crianza
Grado III

 

El valor de diagnostico permitido por la ADRK para la reproducción es ED++. El ADRK en su plan de crianza evaluativa consideraba hasta diciembre de 1998 las siguientes características: displasia de cadera, calidad de la mordida, forma de la cabeza, expansión de las arcadas cigomaticas, fortaleza de los huesos y comportamiento general; fecha en la cual este ultimo rasgo fue sustituido por el de displasia de codos. Hoy en el primer cuatrimestre del año 2002 la calidad de mordida que estaba representada por lo que los alemanes llaman RÜCKBISS, fue eliminada sin ser sustituida por otro rasgo considerado para el DOGBASE ADRK.
Prevención y conclusiones: Dada la dilatación que puede sufrir la cápsula articular, hace que durante el proceso de extensión y flexión forzadas el perro presente intolerancia al ejercicio, evidenciándose en una cojera. Existe un número no despreciable de ejemplares que no muestran signos de renguear, pero que al ser radiografiados se observa la presencia del mal. Esta anomalía unida a angulaciones delanteras deficientes hará un difícil desplazamiento y nada armonioso movimiento. De acuerdo a su heredabilidad esta clasificada como una enfermedad moderada.
Resumen: La displasia de caderas y codos son muestras de degeneraciones que reducen en gran medida la capacidad de esfuerzo. Por tanto debido al carácter hereditario, cada criador debe ver como obligación el criar sólo con reproductores sanos de ambas articulaciones. Sin lugar a dudas que estos tres temas son absolutamente interdependientes para lograr obtener un ejemplar que nos pueda presentar la máxima utilidad en el trabajo. Como desearíamos tener un rottweiler que pueda conjugar equilibrio psíquico, trabajo, belleza, excelente estructura, líneas limpias de displasia, selección para la reproducción y por supuesto belleza.

Subir

El cuidado de los oidos

La oreja del perro es frecuente motivo de trastornos. Por lo general, basta con medidas de higiene para hacerlos desaparecer, aunque, en algunos casos, pueden ser tan graves como para tener que recurrir a la medicina e incluso a la cirugía.
El oído está formado por un órgano nervioso que sirve para la audición y el mantenimiento del equilibrio –oído interno y oído medio- y por un sistema acústico: la oreja. Ésta es la única parte que puede ser objeto de cuidados simples al alcance del propietario del animal.

NOCIONES DE ANATOMÍA
Sean cuales sean los cuidados que se van a prestar siempre serán necesarias nociones de anatomía. La oreja se compone del pabellón y el conducto auditivo externo. Un carácter importante para la higiene y la patología es la presencia o ausencia de pelos en el interior de uno y otro.
El pabellón varía considerablemente según las razas; algunas orejas son levantadas, otras semicaídas y otras completamente caídas. El conducto auditivo, que tiene un aspecto relativamente constante cualquiera que sea la raza, está formado por dos partes perpendiculares: la primera es vertical y se abre en la base del pabellón, la segunda es horizontal y va hasta el tímpano. Esta particularidad anatómica explica la frecuencia de patologías en este conducto y las dificultades para su cuidado.
Cuando el cerumen es abundante debe eliminarse para evitar la formación de tapones y una eventual proliferación microbiana. La instilación de aceite mineral tibio (o de cualquier producto farmacéutico específico) permite liberar al animal de esta secreción.

CUIDADOS DE HIGIENE
Las secreciones son más o menos abundantes según las razas y los individuos. El canal auditivo (epitelio) que contiene un gran número de glándulas sebáceas que producen cerumen.
Si éste es abundante será necesario eliminarlo regularmente a fin de evitar, por una parte, la formación de tapones, y, por otra la proliferación de bacterias anaerobias a que tan propenso es este medio de cultivo.
Para ello se recurre a productos ceruminolíticos: aceite mineral tibio o preparaciones especialmente estudiadas que tiene el veterinario en su consulta. Tras la instilación de productos hay que presionar el conducto auditivo para lograr que la cera se desprenda, reblandezca y por último se disuelva. Después ya no queda más que dejar que el perro se sacuda la cabeza para que caigan los restos.
Cuando el conducto auditivo tiene pelos, algo frecuente él los caniche y los griffons sobre todo hay que empezar por hacer una depilación con objeto de evitar que los productos de secreción se queden allí y creen condiciones propicias para la inflamación e incluso la infección (otitis externas).
Habida cuenta de la anatomía particular del conducto auditivo, está completamente contraindicado el empleo de bastoncitos de algodón pues con ellos es fácil que los restos que se querían eliminar caigan en el fondo de la parte horizontal. La utilización de tales bastoncitos sólo se puede plantear para limpiar las regiones visibles de la oreja, en particular las circunvoluciones del pabellón en las que la suciedad se acumula fácilmente.

CUIDADOS MÉDICOS
La gran frecuencia de la patología inflamatoria del conducto auditivo externo del perro provoca que antes o después la mayoría de los propietarios presten cuidados médicos a sus animales.
Aunque tales cuidados apenas son más complicados que los de higiene, es frecuente que los acepte peor el paciente, el cual sufre y puede manifestar violentamente su rechazo forcejeando y hasta volviéndose agresivo. Antes de comenzar con los cuidados, a veces es necesario inmovilizarlo.
Las señales patológicas pueden ir de la simple rojez hasta la supuración, la luz del conducto auditivo puede haber quedado intacta o haber disminuido debido a la hipertrofia de los tejidos ligada a la inflamación. No hay una receta universal para cuidar el animal. El veterinario que haya examinado el perro, observado el conducto con ayuda de un aparato especial (otoscopio) y efectuado eventuales muestreos para hacer los análisis pertinentes, será el único que podrá decidir la terapéutica adecuada. En todo caso, el recuadro resume las principales causas de otitis externas así como su tratamiento.
Lo más frecuente es que la terapéutica sea local, en cuyo caso se procederá a la instilación de gotas o a la aplicación de pomadas, pero también puede ser general, y entonces consiste en la administración por vía bucal o parenteral (inyecciones) de antibióticos o antinflamatorios.
En algunos casos, no basta un simple tratamiento médico, ya sea porque el animal no lo soporta, ya porque no sea eficaz. Los cuidados quirúrgicos que se imponen entonces sólo pueden realizarlos el veterinario, pues hay que recurrir a la anestesia general.
Este tratamiento puede ir desde el simple raspado del conducto auditivo hasta la ablación de su parte vertical (operación de Zepp) e incluso de la totalidad cuando haya quedado totalmente obstruido por tejido patológico.

PRINCIPALES CAUSAS DE OTITIS EXTERNAS Y SUS RESPECTIVOS TRATAMIENTOS
Otitis parasitaria
En este caso la patología está ligada a la proliferación del Otidectes cynotis o sarna de las orejas. Es particularmente frecuente en los animales jóvenes pero, siempre que no se complique por la presencia de agentes infecciosos, la administración local de antiparasitarios tales como Lindane la hará desaparecer en unos pocos días.

Otitis bacteriana
Aunque resulta difícil saber si las bacterias son una causa primaria o secundaria de otitis, lo cierto es que los microbios juegan un importante papel en la evolución de estas. Lo que más se encuentra son estafilococos, pero también colibacilos o el temible bacilo piociánico. Por lo general el tratamiento antibiótico prescrito según los resultados de análisis (bacteriología, antibiograma) es suficiente para terminar con la infección.

Otitis micótica (provocada por hongos)
Tampoco en este caso se sabe siempre si los elementos fúngicos son la causa de la otitis o una complicación de ésta. De todos modos, lo cierto es que, a falta de tratamiento específico, la enfermedad no se puede curar. El tratamiento consiste en administrar antibióticos fúngicos él más notorio de los cuales es la Nystatina.

RAZAS PROPENSAS
Algunas razas caninas parecen especialmente sujetas a las afecciones auriculares. En cabeza se encuentran invariablemente los cockers y perros de orejas caídas, en efecto, la ausencia de ventilación del conducto auditivo puede provocar ciertos problemas de maceración.
Otros perros, como los caniche padecen hipertricosis auricular (pelos que llenan los conductos auditivos). Hay que cortarles los pelos regularmente. En cuanto a los pastores alemanes, frecuentemente sufren problemas de oídos debidos a la abundante producción de cerumen, que dan lugar al catarro auricular u otitis ceruminosa.

LAS AFECCIONES DE LA OREJA
Si el perro se rasca la cara posterior de la oreja, si sacude constantemente la cabeza, si tiene un porte anormal de la oreja, es muy posible que tenga una patología auricular.

La sarna auricular
En este caso, el prurito es intenso y cuando se rasca al perro detrás de la oreja parece que se alivia; entonces tiene un reflejo de apoyo de la cabeza en la mano y puede esbozar un movimiento de pedaleo con la pata trasera; es el reflejo ortopodal. La sarna de la oreja, u otocariasis, afecta sobre todo a los cachorros y los perros jóvenes. La produce un pequeño parásito apenas visible a simple vista (0,5mm) llamado Otodectes cynotis. Las transmisiones entre perros y gatos son posibles.

Las otitis bacterianas
Suelen ser una secuela de otra patología (sarna, catarro, presencia de un cuerpo extraño…) y por lo general están asociadas con la presencia de estafilococos. Los tratamientos largos y delicados, requieren el empleo de productos capaces de actuar eficazmente contra gérmenes patógenos.

Las otitis micóticas
Se caracterizan por secreciones blancas, untuosas e inodoras. Las suelen producir unos hongos microscópicos de los géneros Pityrosporum y Cándida.

El catarro auricular
Designa una afección de la oreja caracterizada por inflamación e hipersecreción que tiene como consecuencia la producción de un abundante cerumen que es estéril. El catarro va acompañado a menudo de seborrea (que manifiesta un trastorno más profundo de la piel). Es también el punto inicial de otras afecciones auriculares.

Las otitis por cuerpos extraños
Incluidas aquí a título de recordatorio, muchas veces son el resultado de la presencia de espiguillas de gramíneas (grandes hierbas entre las que los perros suelen corretear) en el conducto auditivo. La forma de la espiguilla favorece su avance por el canal auricular, lo que provoca una inflamación dolorosa. Su extracción por otoscopia requiere a veces anestesia general.

Gérmenes más frecuentemente localizados en una afección auricular
Bacterias : Staphylococcus, Pseudomonas, Proteus, Corynebacterium.
Levaduras : Pilyrosporum, Aspergillus, Cándida.

¿Cómo tratar una otitis?
Si el perro es nervioso o la otitis es dolorosa busque ayuda para mantenerlo quieto mientras lo cura: sus movimientos de defensa podrían irritar más todavía el conducto auditivo.

Para introducir gotas en la oreja del perro tire delicadamente del pabellón de la oreja hacia arriba e introduzca la cánula del frasco verticalmente hacia abajo. Deposite una pequeña cantidad del producto recetado por el veterinario. Haga un pequeño masaje en la base del conducto auditivo para que desciendan unas gotas o la pomada. Seguidamente saldrá el exudado que eliminaremos con un algodón.

Deberemos tener paciencia porque este tipo de afección necesita cuidados atentos y prolongados.

LA HIGIENE DE CADA DÍA
La mucosa del conducto auditivo es muy frágil y cualquier brusquedad podría exponerla a inflamaciones que siempre pueden agravarse para la higiene periódica de las orejas utilizaremos siempre un producto concebido específicamente para ello. Se deben abandonar los bastoncillos de algodón y todos los productos irritantes como el éter, el alcohol de 90º , la tintura de yodo o el agua oxigenada; por el contrario, cuando el pabellón de la oreja esté sucio, se limpiará con un algodón empapado en un poco de aceite de almendras dulces.

BIBLIOGRAFÍA MIS AMIGOS LOS PERROS Editorial Planeta-De Agostini S.A.1194-Barcelona

Subir

La cama

El rincón de reposo de los animales domésticos de compañía debe reunir una serie de características especiales, de forma que el descanso cumpla la doble función fisiológica y psicológica que el animal necesita. Es evidente que un perro puede dormir en cualquier lugar, y desgraciadamente en muchas ocasiones los animalitos ni siquiera disponen de una mínima protección a cubierto de las inclemencias climáticas donde descansar tranquilos.

Independientemente de la raza y el hábitat en que se desenvuelva la actividad de nuestro perro: departamento de ciudad, jardín o casa de campo, debe asignársele un lugar fijo, tranquilo, protegido y aislado, que constituye su más íntimo refugio. En este rincón deberá situarse la cama, cuna, colchoneta o alfombra lavable que le sirva de lecho. Cuna, moisés o colchoneta.

Generalmente nuestro perro comienza a formar parte de la vida familiar cuando todavía es un gracioso, desvalido y pequeño cachorro de uno o dos meses de edad. Su tamaño y la ternura que despierta suelen ser causas de frecuentes errores de cálculo, nada graves por otra parte, ya que sólo inciden en algunos despilfarros económicos innecesarios.

Es necesario prever anticipadamente cuál será el alojamiento definitivo de nuestro irracional amigo y desde luego, el tamaño aproximado que alcanzará al llegar a la edad adulta. No es igual, lógicamente, alojar provisionalmente un cachorro de San Bernardo o de Pastor Alemán. La mayoría de los perros cohabitan con sus amos en el interior de la vivienda y se les asigna un lugar para el descanso. La cesta, cuna, cama o colchoneta serán elegidas en función del tamaño definitivo del animalito, los perros de pequeño tamaño, considerados de compañía, prefieren las primeras, mientras que los terriers, razas de caza, lebreles y razas de guardería, defensa y utilidad prefieren la cama y colchoneta, como las representadas en la imagen. Siempre que en la habitación elegida para que el perro duerma no haga un frío excesivo o existan humedades antihigiénicas, es suficiente proporcionar al animal una alfombra, suficientemente amplio de un tapiz viejo o desechado, fácilmente lavable. El emplazamiento de la cama, cuna o colchoneta será fijado desde el primer día y no es conveniente cambiar frecuentemente este lugar, que el ani mal considerará como su dormitorio.

Cuando el perro, generalmente cachorro, lleqa a casa, se altera la vida familiar, todo son visitas, mimos y cuidados para el nuevo huésped que, sin embargo, suele estar desconcertado, triste y acobardado por haber sido separado de su madre y hermanos, del ambiente al que estaba habituado desde su nacimiento. Mientras que se encuentra rodeado de sus nuevos amos el perro no demostrará su miedo o su pena, lo más probable es que al dejarlo sólo por la noche, en el rincón asignado, no quiera quedarse en él y pretenda dormir junto a sus dueños. Es imprescindible no ceder por bondad o compasión a este primer capricho del animalito, pues si posteriormente queremos alejarlo de nuestro dormitorio su psicología primaria no comprenderá más que un rechazo injustificado por parte de los seres a los que adora, sus amos.

La limpieza de la cama: las colchonetas, cestas o alfombras deben ser fácilmente lavables, para estar en perfectas condiciones higiénicas. Al mismo tiempo, no son recomendables los modelos con hendiduras o rincones difícilmente accesibles, que pueden convertirse en nidos de suciedad o refugios de parásitos externos.

Subir

El Cuidado de los Cachorros

La crianza de un cachorro con pedigree o sin él comprende la alimentación , la correcta desparasitación, las vacunas necesarias, el adiestramiento y el desarrollo del carácter y las costumbres. Cuando el cachorro haya llegado felizmente a casa, haga que se ambiente acostumbrándolo desde un principio a realizar las necesidades fisiológicas. Puede asignarle un lugar fijo dentro de la casa, que desde entonces podrá ser suyo.
Durante el primero y segundo día no es conveniente darle demasiada comida, ya que, encontrándose todavía en fase de ambientación, no sentirá la necesidad de comer, sino querrá estar tranquilo (recordar que no es un juguete, es un ser vivo) para explorar su nuevo mundo. Este pequeño ayuno servirá además para facilitar que el perro se acostumbre a su dieta, ya que si tiene apetito comerá de todo.
Será conveniente hacer salir al cachorro después de cada comida, a fin de evitar que ensucie la casa y por la noche se hará lo mismo antes de acostarse. El perro aprenderá pronto.( En el caso de los gatitos es más fácil porque solitos prefieren las piedritas sanitarias), y después de pocas semanas comprenderán lo que quieren de él y no causará ninguna molestia.
El tiempo necesario para la completa educación de los instintos fisiológicos varía de un cachorro a otro, mientras algunos las comprenderán más rápidamente, con otros será necesario tener un poco de paciencia y comprensión. No recurra nunca al tonto castigo de refregarle la nariz en el lugar donde ha cometido la falta. Sería inútil y contraproducente. Repréndalo con la voz (NO ! ! !) cuando lo sorprenda en el hecho. Es inútil reprenderlo posteriormente. Generalmente, el cachorro hace sus necesidades después de comer, si luego de comer y tomar agua, empieza a olfatear el piso o a gemir nos está diciendo llévenme al baño!! , ese será el momento adecuado para llevarlo al lugar donde corresponde y si hace sus cosas ahí, decirle: muy bien!muy bien! y acariciarlo, luego aprenderá a ir solo o a pedir que le abran la puerta.
Recuerden que el cachorro no es despectivo ni desobediente, sino educable e instintivamente amante de la limpieza. Reduzca la ración de agua durante la noche.
Con respecto a la ubicación de la cucha (si duerme afuera), se debe buscar un lugar fijo donde no moleste ni sea molestado, con condiciones ambientales moderadas: ni frío ni caluroso y, sobre todo, que no esté expuesto a las corrientes de aire y humedad, lejos del lugar donde habitualmente come, porque de no ser así puede adquirir la mala costumbre de llevarse allí las mejores tajadas del plato para saborearlas con gusto, ensuciando así el lugar que le hemos destinado.
Este alojamiento debe contar con una colchoneta , la cual tendrá una funda para facilitar la limpieza. El relleno puede ser de viruta, goma pluma, etc. Si el animal se siente cómodo en su nuevo lugar no tardará en considerarlo de su propiedad y pasará en él largas horas jugando o durmiendo. No obstante no se debe obligar al perro a permanecer continuamente en su sitio porque se sentirá rechazado al no permitírsele disfrutar la companía de su amo y de las personas que lo rodean, ya que el perro es un animal muy sociable.

Subir

Como Disminuir la Ansiedad por Separación de un Perro

La relación emotiva que los perros entablan con sus dueños puede ser muy intensa. Les siguen por toda la casa, duermen en el suelo al pie de sus camas y les miran inquietos cuando salen por la puerta sin ellos. La profundidad de esta devoción es maravillosa: es una de las razones por la que las personas quieren tanto a los perros. Pero para algunos, el cariño es tan intenso que no soportan no ver a sus dueños y enloquecen un poco siempre que se quedan solos. Los expertos denominan este sentimiento como “ansiedad por separación”.

Cuando los propietarios salen de casa, los perros que sufren esta ansiedad hacen todo lo posible para luchar contra su miedo. “Por desgracia, su manera de hacerlo implica cosas como ladrar sin cesar, destrozar zapatos, muebles y otras pertenencias, o saltar vallas o ventanas”, explica Steven Appelbaum, psicólogo canino de Northridge, California.

Al igual que nosotros, los perros son animales sociables. “Para ellos es estresante separarse de otras criaturas”, dice Patricia McConnell, psicóloga canina de Black Earth, Wisconsin. Por supuesto, la mayoría hace frente al estrés de formas más tranquilas y menos destructivas, por lo general durmiendo o jugando con sus juguetes. Pero para los perros que sufren esta inquietud -que no se acostumbraron a estar solos cuando eran pequeños o sufrieron alguna experiencia traumática- dormir no es una opción. Lo que quieren es acabar con su miedo y tener a su dueño en casa.

“No sirve de nada castigar a los perros que sufren de este problema”, dice Appelbaum. En lugar de eso, enséñele que estar solo no significa ser abandonado.

Consejos para terminar con la Ansiedad por separación

Olvídese de las despedidas cariñosas
Cuando sabe que su perro está asustado, cuesta mucho salir de casa sin despedirse de forma emotiva o volver a casa y no saludarle eufóricamente. “Pero no es una buena idea montar un numerito al entrar o salir”, dice Appelbaum. Eso sólo sirve para que su perro conceda demasiada importancia a sus idas y venidas, cuando lo que usted quiere es que le resulten de lo más normal. Es mejor ignorar a su perro unos 10 minutos antes de salir o después de entrar en casa. Si ve que usted no está desconcertado, es más proba¬ble que siga su ejemplo.

Manténgalo ocupado
Encuentre una manera de que olvide su miedo. “Una de las mejores formas de conseguirlo es dejarle muchos juguetes cuando se vaya”, aconseja la doctora McConnell. Por ejemplo, un hueso o una caracola con huecos, en cuyas cavidades se pueda poner queso o mantequilla. La mayoría de los perros pasan horas tratando de hacerse con las golosinas. Otra forma de mantener su mente ocupada es jugar a la caza del tesoro. Esconda parte de su comida por la casa, en lugares que pueda alcanzar, pero que deba buscar, como detrás de una silla o debajo de una revista. Su olfato le permitirá saber que algo especial va a suceder. Hágalo al mismo tiempo que comience a hacer señas que le indiquen que se va, como buscar las llaves o dirigirse hacia la puerta. No salga de casa las primeras veces que organice este juego hasta que no muestre estar tranquilo cuando le haga signos para mostrarle que se va. Con el tiempo llegará a asociar su partida con la diversión, o al menos no estará molesto cuando se vaya. En lugar de eso, está ocupado en la caza y no se mostrará tan inquieto.

Mímelo menos
“No hay nada malo en prestarle muchas atenciones, pero no debe excederse si su perro ya es inquieto de por sí”, dice la doctora McConnell. Si le presta demasiadas atenciones, suplicará su compañía aún más, lo que puede causar problemas cuando usted no esté. Consiga que no pase todo el tiempo a sus pies o detrás de usted y no le preste atención simplemente porque esté cerca. Debe aprobar sus atenciones, pero no enloquecer cuando no las reciba.

Consiga que se canse
Los perros que están cansados suelen ser menos miedosos, por lo que vale la pena conseguir que se agote antes de irse de casa. “El ejercicio es un sedante maravilloso”, aconseja la doctora McConnell.

Encuéntrele un amigo
Algunos perros nunca se acaban de acostumbrar a estar solos. Si no puede quedarse en casa durante el día, contrate a un cuidador para que vaya una vez al día. “O apúntelo a una guardería canina, donde disfrutará de compañía” dice Appelbaum. Aunque no será la compañía que él desee, es decir usted, lo mantendrá ocupado.

Consulte a los expertos
Si ninguna técnica surte efecto, solicite la ayuda profesional de un adiestrador de animales. Consiga que su veterinario le haga un chequeo para comprobar que el estrés no se debe a un dolor o una enfermedad. También puede aumentar su auto-confianza dándole clases de obediencia.

Fuente: El Veterinario en Casa; Matthew Hoffman

Subir

Consejos para Terminar con los Miedos de su Perro

Incluso los perros que están contentos y seguros de sí mismos se asustan alguna vez. Los ruidos fuertes, los desconocidos, o los objetos extraños alarman a muchos perros. Otros se asustan por cosas determinadas, como un tramo de escalera o el crujido de un periódico. Algunas veces parece no haber ningún motivo para que el perro se asuste. “Es posible que se encoja debajo de la mesa cuando hay una tormenta y salte alegremente cuando oye petardos”, dice Bárbara S. Simpson, psicóloga canina de Southern Pines, Carolina del Norte.

Es fácil saber cuándo tienen miedo los perros, pero nunca es fácil enseñarles a superarlo. Éste puede ser un proceso lento, por lo que necesitará paciencia y constancia. He aquí lo que recomiendan los expertos tanto si el perro es miedoso como si sólo se asusta por determinadas cosas.

Consiga que se acostumbre
Un perro que está acostumbrado al ajetreo de la vida diaria, al ruido del tráfico, al sonido de los portazos o a los extraños que le acarician por la calle se acostumbrará antes que un perro que esté mimado y protegido del mundo que lo rodea. Consiga que se relacione con todo desde que sea un cachorro. Poco a poco preséntele a gente y muéstrele sonidos y situaciones con las que se encontrará más adelante. Y elógielo cuando sepa hacer frente a experiencias y encuentros nuevos.

Actúe con naturalidad
Los perros suelen tomar ejemplo de sus dueños y de la gente que los rodea. Si su lenguaje corporal refleja que está asustado ante una situación determinada, es probable que su perro se dé cuenta y también se muestre inquieto. Actué con calma y despreocupación y su perro será menos miedoso.

Deje los abrazos para después
“Abrazar a un perro asustado y hablarle con dulzura puede ser algo instintivo, pero es mejor reprimirse”, aconsejan los expertos. Él lo malinterpretara y creerá que lo alaba por mostrarse asustado. Lo mejor es desviar su atención del objeto que le produce esa inquietud. Darle un capricho o jugar con él le ayudará. Cuando se produzca algo espeluznante y sepa hacerle frente, alábelo y abrácelo.

Consiga que confíe en sí mismo
Los perros que son nerviosos y se asustan con facilidad suelen mejorar con el adiestramiento de obediencia. Este sirve para que el perro adquiera confianza en sí mismo, lo que también le da fuerzas para hacer frente a muchos tipos de situaciones.

El adiestramiento no sólo sirve para que el perro se integre con otras personas y animales, sino que le ayuda a darse cuenta de que usted manda y de que puede tomar muchas decisiones por él. “Si cree que es el rey de la casa y que debe tomar todas las decisiones, se mostrará asustado muchas veces”, dice Patrick Melese, psicólogo canino de San Diego, California.
Cuando su perro sepa que no debe cargar con todo, aumentará la confianza en sí mismo. Pero esto no sucederá de la noche a la mañana, por lo que deberá dedicar tiempo y paciencia a las sesiones de adiestramiento. Éstas pueden durar un período de semanas o meses.

Prepárelo para el estruendo
Los sonidos fuertes pueden enloquecerle. Esto se debe en parte a que su oído es mucho más agudo que el nuestro y el ruido de un trueno puede hacerles creer que la casa se viene abajo.
“Una buena manera de ayudar a su perro a superar el miedo al estruendo es aplicar una técnica llamada re-acondicionamiento, explica el doctor Melese. Mediante este método aprenderá a asociar algo bueno con el sonido.
Comience por grabar el sonido que le asusta. Sométalo a sesiones de dos a cinco minutos un par de veces al día. “Comience poniendo un volumen bajo, que no le moleste mucho -dice el doctor Melese-. Póngalo en diferentes estancias de la casa para que piense ¡eh! ¡Lo oigo por todas partes! “Después suba el volumen poco a poco”. Si se pone nervioso, baje el volumen. Cuando se haya tranquilizado, vuelva a subirlo un poco.
Mientras el perro esté oyendo el estruendo, haga algo divertido, como tirar una pelota o un palo. A la larga pensará en el recreo cuando oiga el ruido y no se asustará tanto. Aunque no llegue a gustarle el sonido, puede enseñarle a no reaccionar de forma exagerada ante él.

Amplíe sus experiencias
Los perros son, por naturaleza, criaturas sociables, pero necesitan trabajar para acostumbrarse a las personas que tienen un tono de voz grave, a los niños con dedos curiosos o a los obreros que usan herramientas extrañas.
Si un desconocido intimida a un perro, es probable que éste no prestara mucha atención a las personas cuando era un cachorro. Lo mejor es realizar un acercamiento preventivo que debe comenzar lo más pronto posible.
Ya sea un cachorro o un adulto, expóngalo poco a poco a gente diferente para que aprenda a no tener miedo de los desconocidos. Y expóngalo a gente en situaciones diferentes, por ejemplo en un concurrido centro comercial. Cuantas más experiencias viva con las personas, menos miedo tendrá.

Represente alguna comedia
La gente que resulta inusual a un perro también puede suscitar una respuesta de temor. Las personas que llevan paraguas, ropa abultada o que pasean con un bastón o una muleta pueden asustar a algunos perros.
La mejor manera de acabar con ese miedo es representar una especie de comedia en la que la “persona extraña” se acerque a su perro poco a poco. Consiga que un amigo o dos le echen una mano para representar a los “personajes” que le asustan.

Visita informal al veterinario
“Si su perro sólo tiene miedo del veterinario y de nadie más, es porque lo asocia con algo desagradable”, dice el doctor Melese. Su veterinario es importante para el bienestar de su perro, por lo que deberá tomar cartas en el asunto cuando las visitas sean una pesadilla.
Concrete una cita con su veterinario, a ser posible a una hora tranquila del día. Pídale que le dé algunos caprichos a su perro y que se hagan amigos y que lo trate como si no fuera veterinario.

Acostúmbrelo al tacto
Algunos perros tienen miedo de que los toquen y se apartan o se agachan cuando alguien intenta acariciarlos. “Algunos perros no se dejan tocar la cabeza -dice el doctor Melese-. Cuando alguien alarga la mano para hacerlo, el perro se asusta.”
Su perro no será capaz de ir por el mundo sin que lo toquen, por lo que deberá echarle una mano para resolver este problema. Ayúdelo a asociar las manos con cosas buenas dejando que algunos desconocidos le concedan caprichos y le rasquen detrás de las orejas.

Muéstrele que es normal
Algunos perros sienten escalofríos ante objetos cotidianos. Un montón de ropa sucia en el lavadero o una silla en el porche pueden disparar su botón de alarma de forma inexplicable.
Un perro se asusta ante los objetos inanimados por dos razones. Tal vez sea la primera vez que lo ve y piensa que es extraño. O quizás el objeto hace algo que lo saca de sus casillas. Sea lo que sea, lo odia y no se acerca a él, por lo que cada vez que ve ese objeto se asusta. “Al darse cuenta de que el objeto extraño” está siempre allí, por lo general acaba venciendo el miedo”, explica el doctor Melese. Si le ve tocando y usando el objeto, se dará cuenta de que a usted no le pasa nada y a él tampoco.
Si su perro realmente odia una máquina, como un aspirador, los expertos recomiendan no obligarle a que le guste. Lo que puede hacer es ofrecerle una vía de escape o dejarlo en otra zona de la casa donde sólo oiga la máquina a lo lejos.
Con el tiempo, aprenderá que al igual que usted sale ileso tras estar cerca de ese “monstruo”, a él tampoco le pasará nada.

Fuente: El Veterinario en Casa; Matthew Hoffman

Subir

El Basset y un poco de Historia

El Basset Hound es un perro de caza de baja elevación en la cruz, cuerpo largo, patas cortas y fuertes, largas orejas y un sentido del olfato extremadamente desarrollado. Generalmente se le usa para la caza de venados, liebres y zorros entre otros animales como el faisán ya que su caza es más especializada. Es tan bueno en cacerías de jauría como por sí solo. El origen de esta raza data de finales del siglo XIX, cuando un perro francés fue cruzado con un Blood Hound.
Es una raza que resulta llamativa para cualquier persona que se cruce con un ejemplar debido a sus proporciones, sus largas orejas, sus ojos tristontes y su cabeza majestuosa. Debido a su peculiar aspecto físico, es una raza popular y fácilmente reconocible para todo tipo de aficionados cinofilos e incluso para personas con poco conocimiento de razas caninas, por lo que reúne muchos admiradores y aficionados a su cría, fundamentalmente en los países de origen anglosajón, países en los que tiene una gran aceptación y donde es considerada la raza más maravillosa e inusual de todos los perros.

Aspecto
Estos perros miden alrededor de 33 a 38 cm (en la cruz), tienen el pelo corto y generalmente son tricolores (negro, miel y blanco). También suelen ser blancos con manchas rojas o con patas color rojo. Algunos, aunque pocos, pueden ser grises. Ocasionalmente pueden salir ejemplares con el pelo largo, aunque no es una característica deseable según el estándar de la raza.
Tienen las orejas muy largas (hasta el pecho), cuello también largo con mucha piel floja y arrugas alrededor de su cabeza, esto causa que tenga una mirada permanentemente triste.
Su cola es larga, erecta y con una curva.
Su estatura corta es engañosa ya que son muy largos y pueden alcanzar cosas que perros de similares estaturas no podrían.
Posee en marcado grado, características que lo equipan admirablemente para seguir el rastro a través de terrenos difíciles. Perro de miembros cortos, más pesado de huesos, considerando su tamaño, que cualquier otra raza de perro; y aunque de movimientos lentos, en ningún sentido son torpes. De temperamento agradable, nunca agresivo ni tímido (en algunos casos). Posee gran resistencia en el campo. Extremadamente fiel.

Historia
Los Basset Hound son de origen francés (de ahí su nombre, "Basset" que significa "pequeño" o "enano" en frances, y del inglés "hound", que significa "sabueso", así su nombre tiende a ser "sabueso enano") de casta noble y descendientes directos del sabueso de San Huberto. Huberto fue un noble aficionado a la caza, que se convirtió a la fe cristiana; se le canonizó convirtiéndolo en el patrón de los cazadores. El Basset Hound fue desarrollado a partir de ejemplares de estos sabuesos de cuerpo poderoso, algo lentos y de patas cortas y también del Basset Artesiano Normando.
Debido a su superioridad sobre la mayor parte de los perros de rastreo en la Francia de aquella época, fueron distribuidos por toda la nobleza europea, siendo incorporados a los planteles utilizados para cazar, incidiendo fundamentalmente, en la definición de muchas razas.
A partir de ahí, se trasladó a Inglaterra, donde Lord Galway importó, en 1866, una pareja de Basset Hound llamados 'Basset' y 'Belle', provenientes del criadero del conde de Le Coutulex y los cruzó, obteniendo una camada de cinco cachorros. Esta tarea fue continuada a partir de 1872 por Lord Onslow, quien tuvo la primera jauría de esta raza. Aunque el origen de la raza se encuentra en Francia, paradójicamente, se considera una raza de Gran Bretaña, tal y como puede comprobarse en el estándar de la raza con número 163 de la FCI.

Comportamiento
Los Basset Hound son muy tranquilos y amigables, aunque suelen ser muy obstinados. Es una raza especialmente leal, muy cariñosa y juega alegremente con los niños. Con los extraños también suelen ser muy cariñosos. Prefieren comer y dormir más que ejercitarse, por eso es que el dueño debe ser cuidadoso y sacarlo a pasear para que no sufra de sobrepeso. También les gusta pedir comida de la que el dueño está comiendo, se debe mantener firme y no darles alimento “adicional”.
Muchos los consideran una raza canina poco inteligente, debido fundamentalmente a que son bastante tozudos y les cuesta obedecer órdenes. Pero es un error, porque aunque es cierto que cuesta mucho educar a un Basset, ello se debe a que la raza ha sido seleccionada para seguir rastros, lo que motiva que deben tomar decisiones de forma autónoma cuando siguen un rastro y por ese motivo les cuesta obedecer órdenes. Sin embargo, esa misma autonomía les confiere una capacidad de decisión que en si misma demuestra un elevado grado de inteligencia.
Esta raza tiene un fuerte instinto de la caza por lo que les dará por perseguir todo u olfatear frecuentemente, tienden a ladrar cuando quieren algo o cuando les parece incorrecto lo que hace su amo.

Salud y cuidado
Salud
En comparación con otras razas suelen ser perros muy sanos, pero a veces suelen sufrir algunas enfermedades como glaucoma y conjuntivitis. También es necesario evitar que el perro suba o baje escaleras con frecuencia, o que dé saltos y se ponga de pie a menudo, ya que podrían sufrir problemas de columna generalmente desarrollan hernias discales. Sufren frecuentemente de ataques hepáticos, es por esa razón que se debe cuidar su alimentación y evitar dar grasa y productos así a estos.

Cuidado
El pelo necesita cepillarse aunque no muy a menudo. Esta raza tiende a comer muy frecuentemente por lo que se debe cuidar su alimentación, para que no sufran de sobrepeso. Las largas orejas son muy propensas a infecciones, ya que todo el tiempo las llevan arrastrando, por lo que se deben limpiar frecuentemente, al igual que su vientre y patas.

Basset Hounds famosos
Flash en la serie de televisión estadounidense Los Dukes de Hazzard 1979-85. Flash perteneció a Rosco P. Coltrane (James Best), el sheriff inepto del condado de Hazzard. Él compró el perro de un anuncio en la revista Police Gazette y cariñosamente lo llamó "orejas de terciopelo." Supuestamente un "perro de ataque entrenado" el somnoliento Flash se movía muy raramente a menos que Roscoe le ofreciera galletas o mientras que era sentado en la parte posterior de la patrulla durante las persecuciones a los chicos Duke. Además de Roscoe, Flash era muy amistoso con Cooter, el mecánico del pueblo. Sin embargo, le ladraba al obeso jefe J. D. Hogg. En el episodio No. 77 "Querido Diario", Flash enterró el diario de Rosco (lleno de los detalles sobre las operaciones ilegales del jefe Hogg). Cuando Flash muere, Roscoe lo substituyó por otro Basset, un cachorrito enérgico bautizado Toodles (algo así como Ya vuelvo) (revelado en la película Los Dukes de Hazzard, la reunión).

Curiosidades
Varios perros fueron utilizados durante las grabaciones de la serie incluyendo una reproducción rellena en tamaño natural de 27,6 Kg llamado Flush (Rasante) usado para las situaciones peligrosas.
Flash en realidad era una hembra. Primeramente se le llamó Sandy, encontrada en una perrera. Sandy (Flash) murió a la edad de catorce años. Mientras vivió, su entrenador Alvin Mears y James Best (Roscoe), tentaron a Flash con salchichas y trocitos de pollo para lograr que hiciera los trucos o para que obedeciera las órdenes.
Hush Puppies que es el símbolo de una famosa marca de zapatos estadounidense.
El nombre Hush Puppies quiere decir literalmente "Cachorritos Silenciosos" y según la versión oficial de la empresa, en 1958 se le colocó este nombre debido a una golosina usada en el sur de Estados Unidos para acallar los ladridos de perro. Se hizo esta metáfora, para publicitar al calzado como extremadamente suave, tanto que al caminar no se sienten los pasos, y los perros no ladran, como cuando, por ejemplo, se calza con zapatos de suela de cuero.
Cabe señalar, que el perro en sí, no tiene nombre propio, sólo es usado como símbolo. William Shakespeare se refería a los basset hound con esta cita "...Con orejas que limpian el rocio de la mañana, rodillas torcidas y papadas como toros de Tesalia. Lentos en la caza pero con bocas como campanas..."

Subir

Mi basset hound mi buen amigo

A pesar de ese aspecto de tonel rodante, el Basset adulto sabe moverse por todo tipo de terrenos con suavidad y soltura, aunque de cachorro tiene ciertos problemas ( esas largas y pesadas orejas le pesan como losas de cemento, se las pisan con las patas anteriores y posterior resbalón y patas arriba). Un Basset resulta ideal para el hogar siempre y cuando no haya escaleras. Como todos los perros de largas espaldas, los saltos y esfuerzos pueden provocarle una lesión, por lo que incitarle a tomar objetos lanzados al aire no resulta muy buena idea.

Sin embargo, no se le debe privar de ejercicio, paseos o pequeñas carreras…., aunque suene paradójico, es un perro nacido para correr en el campo, introducirse en matorrales y cazar liebres, tareas éstas en las que él es un experto. Si se le aleja de éstas actividades podría perder no solo la línea de su ya redonda figura, sino también ese carácter tan simpático. Y realmente sería una pena echar a perder su sociabilidad natural, aunque a veces ponga a prueba los nervios de su dueño, con su tendencia a desoír sus indicaciones.

Para comprender su temperamento, antes hay que conocer la especial obstinación de este animal en el rastreo de piezas, porque llega a ser igual de perseverante y cabezón, en la covivencia familiar. Las rutinas básicas de educación; sentarse, quieto, cucha, etc…pueden resultar difíciles con un Basset Hound. No es que le falte talento; al contrario, su sabiduría resulta misteriosa; conoce muy bien lo que su amo le quiere hacer entender…pero también sabe muy bien hacerse el sordo. Para que la convivencia con este perro resulte perfecta, conviene aclarar que con él no valen las órdenes severas (NO ES QUE NO SE PUEDA HACER DE ÉL UN PERRO DISCIPLINADO, PERO HAY QUE SABER HACERLO). Para que un Basset haga caso a su dueño, la relación entre ambos deberá de ser estupenda. Una educación rigurosa y severa o las imposiciones que no tienen razón de ser son inútiles, puesto que este perro “no entiende de mandatos, sino de colaboraciones”. No obstante, no desprecia la compañia de sus dueños, a los que exige cuidados constantes y muchos mimos. Si carece de éstas atenciones, pasa más de ocho horas solo o se siente rechazado, podría perder su equilibrio mental y natural simpatía. Sus instintos de cazador le llevan, algunas veces, a desobedecer las llamadas que se le hacen, prefiere emplear su tiempo y larga nariz en olfatear el rastro de ratones o pájaros. Un Basset solo es felíz con la nariz pegada al suelo. Si tiene la suerte de estar en un jardín, pasará el día dedicado a los placeres de la búsqueda de nuevos y penetrantes olores, aventurándose en este pasatiempo lejos de su hogar. Por eso, conviene cercar bien el jardín, ya que en cuento pueda se escapará siempre que practique sus cualidades como rastreador.
Estas escapadas son peligrosas, no tanto porque pueda perderse, como porque en su expedición se tragará todo lo que encuentre. Animal muy voraz, siempre tiene hambre y no dudará en ofrecer su célebre mirada lastimosa para que le den de comer. El Basset es glotón por naturaleza y le da igual lo que coma con tal de llenarse la panza. Tiene mucha facilidad de engordar, y por eso habrá que medir meticulosamente las raciones de alimento; lo normal son 500 gramos de alimento seco balanceado repartido en dos raciones diarias, aunque los animales destinados a la caza y rastreo deben comer un poco más. Si traga en exceso, llegará a adquirir unas dimensiones espectaculares, que volverán imposibles sus movimientos. Lo mejor es disminuirle ligeramente de vez en cuando las raciones para hacerle sentirse más ágil y predispuesto al ejercicio.

¿Demasiado gordo? Cuidado!!!
Las dificultades respiratorias o de corazón podrían hacer acto de presencia. De todas formas, el Basset Hound es propenso a otra serie de dolencias, si no se le proporcionan ciertos cuidados; sus orejas de Dumbo son extraordinariamente largas y caídas, por lo que el pabellón auricular no está lo suficientemente aireado, pudiendo ser foco de infecciones, sobre todo si se introducen en él cuerpos extraños como espigas o ramitas que pasan inadvertidos a primera vista. Es completamente necesario revisar semanalmente sus oídos, sobre todo si sale al campo. El exceso de cerúmen tampoco es bueno, y la mejor forma de mantenerle alejado de otitis e infecciones es disolverlo con agua tibia o aceite, pero nunca con palitos de algodón.
Otro peligro acecha en los pliegues de la piel, muy abundantes en el cuello y patas. Son el escondite ideal de bacterias y suciedad. Cuando se le bañe, hay que secarle a conciencia con cuidado que no queden restos de humedad o de jabón entre sus arrugas. Habrá que actuar siempre de la misma forma cuando haya comido, pues sus colgantes y profundos belfos pueden alojar restos de comida.

Subir

Preparando la Llegada Del Perro a Casa

Por fin ¡ha llegado la hora de recibir en casa al nuevo miembro de la familia!. Una vez en su nuevo hogar (sea un cachorro o un animal adulto), hemos de darle la libertad para olfatear cada rincón de la casa y del jardín hasta que se acostumbre a todos los detalles y olores que van bombardeando sus sentidos. Este es, también, el mejor momento para sentar las bases de su futuro comportamiento, dejándole claro lo que está prohibido. Una vez que se le permita subirse al sofá será muy difícil quitarle esa mala costumbre.

Pasada la excitación y tras los paseos de reconocimiento muéstrale su lugar de descanso, una cama tranquila donde pueda dormir y no sea molestado. Si conservas algún objeto o prenda de su entorno anterior, colócalo ahí ya que el perro lo reconocerá y se sentirá más confortable. La cama deberá tener unas dimensiones que permitan que el animal descanse cómodamente y mejor si es un articulo con funda atraíble y de facil limpieza. Después puedes ofrecerle agua y un poco de alimento.

Dar al perro una buena educación es indispensable. Ten en cuenta que a un cachorro no se le pueden poner pañales. En un principio es aconsejable su estancia en algún lugar de la casa donde no haya moqueta y donde el suelo se pueda limpiar fácilmente. La cocina, aunque no es el sitio ideal, suele ser un lugar muy frecuentado por la familia donde el cachorro nunca se siente sólo o excluido. Desde el primer momento hay quo dejar claras sus zonas, y destinar un lugar para su comedero, su bebedero y para su cuna. El cachorro agradecerá un lugar caliente y resguardado donde dormir, para esto se le puede preparar una caja de cartón girada hacia un lado y cubierta con trapos o ropa de cama lavable (muy útil por si los mancha o los mordisquea). También puedes encontrar en el mercado una cunita adaptable a sus necesidades. En cualquier caso, su lugar de descanso ha de ser un área tranquila, lejos de corrientes de aire, pero no muy alejada de nuestras zonas para que el cachorro se pueda sentir parte de la familia. Un cachorro necesita mucho descanso ya que suele dormir unas 20 horas al día. Debemos respetarlo enseñando también a los niños a dejarlo tranquilo mientras duerme.

El tenerlos en un sitio aparte es ventajoso en cuanto que limita el área que el perro puede ensuciar y facilita la labor del propietario en el caso de que no pueda vigilarlo. Sin embargo, no debería abusar de esta situación ya que el cachorro necesita jugar y socializar con la familia, además de aprender a hacer sus necesidades en la calle, cosa que no hará si está constantemente encerrado.

Adaptación
Los primeros días, tras la llegada a casa del nuevo miembro de la familia, se convierten en una experiencia novedosa tanto para ti como para el animal. En un principio el veterinario no permitirá sus primeros paseos por la calle hasta las 12-14 semanas de edad (cuando reciba la vacunación completa). Hasta entonces deberá permanecer encerrado en casa familiarizándose con su nuevo entorno, acostumbrándose a los ruidos, voces rutinas del nuevo hogar y socializando con todos los miembros de la familia.
Al llegar la noche el cachorro puede llorar y aullar porque se siente sólo y extraña su viejo hogar. Una solución momentánea para dormir más tranquilo consiste en ponerle cerca un reloj de tic-tac, de forma que su sonido le recuerde al latido del corazón de su madre.

Recibir a un cachorro en un hogar donde residen otras mascotas debe realizarse de forma gradual para que estas últimas no sientan que pueden perder su, hasta ahora, rol en la casa. Un buen sistema sería presentar al cachorro en una jaula para que los otros animales pudiesen olfatearlo desde los barrotes. Una vez realizado el primer contacto, el propietario debería demostrar su cariño hacia todos por igual para evitar escenas de celos, así como alimentarlos separadamente hasta que todos se sientan cómodos. Una vez establecidas las relaciones de amistad, se convertirán en grandes e inseparables amigos.

Accesorios que Necesitas Comprar
Antes de recibir a tu nuevo amigo en casa necesitas tener una serie de elementos, más o menos necesarios, para hacer su existencia mucho más cómoda. Sería mejor que los compraras de antemano para no echar nada en falta en el momento de necesitarlo. Este ritual no se diferencia mucho de los preparativos que se realizan ante la llegada de un bebé a casa donde todo ha de estar perfecto, desde el principio hasta el fin.

Recipientes
Desde el primer momento has de buscar un lugar fijo y de fácil acceso para el animal, donde colocar su comedero y su bebedero. Compra cacharros adecuados a su tamaño y mejor si son de acero inoxidable o de cerámica ya que los de plástico suelen ir arrastrándose por el suelo mientras el perro está comiendo.

Collares y Correas
Es fundamental que desde el principio acostumbres a tu perro a llevar puesto un collar. Para perros adultos existen en el mercado una gran variedad de collares de diferentes formas, usos y colores, ya sean de cuero o de nylon; sin embargo lo mejor es comprarle, uno de hebilla con una chapa identificativa que te permita recuperarlo en caso de perderlo (aunque lleve su chip, es una precaución extra).
El collar debe ir ajustado de tal forma que puedas meter dos dedos entre el collar y el cuello del animal, es decir, ni muy holgado como para salírsele de la cabeza, ni muy apretado como para hacerle sentirse incómodo.
Dado que la piel de los cachorros es muy delicada, lo ideal sería que le comprases un collar blando, ligero y cómodo, y que además no fuese excesivamente caro, ya que va a crecer muy rápido y utilizará varios hasta llegar al definitivo. Los de nylon parecen los más adecuados y los más resistentes a los mordiscos. En cuanto a la correa, compra la más cómoda para ti, que sea lo suficientemente larga para no tener que inclinarte mientras caminas junto a él y que tenga un mosquetón seguro. Inevitablemente el perro intentará morderla; las correas de cadena solucionarían el problema pero son bastante incómodas, especialmente en invierno.
También existen otro tipo de collares y correas más específicos utilizados en el adiestramiento. Si tu perro es de los que tiran, lo mejor es enseñarle a caminar a tu paso.

Correas extensibles
Son muy útiles cuando deseas dar mayor libertad de movimientos a tu perro en situaciones en las que resulta peligroso que corra libremente sin correa o bien en aquellos casos en que volver a atar al animal una vez suelto es casi imposible. Tienen el mango de plástico y unos controles muy fáciles de usar.

Seguridad en el Interior de Casa
Antes de dar la bienvenida a tu nuevo amigo es de suma importancia que revises tu casa de arriba a abajo. No hay nada más divertido para un cachorro que corretear de un lado para otro haciendo de las suyas, así que retira todo aquello que pueda resultarle peligroso y dañino. Recoloca tus objetos valiosos, asegura cualquier cable que ande suelto, desenchufa aparatos eléctricos (como una lámpara que tirar al suelo) y esconde todos los productos químicos que puedan ser tóxicos, como los productos de limpieza, raticidas e insecticidas. A los cachorros también les encanta mordisquear todo lo que encuentren así es que guarda zapatos, libros, bolsos, etc., y pon fuera de su alcance las plantas de interior, algunas pueden ser perjudiciales para él. Entre los 3 y 6 meses de edad los dientes de “leche” son sustituidos por los de adulto; durante el proceso, y para mitigar las molestias, proporciónale juguetes especiales para morder y así no tendrá que utilizar sus dientes sobre objetos prohibidos.
Desafortunadamente parece que nunca satisfacen sus necesidades de morderlo todo (aun siendo adultos) y para ello existen en el mercado multitud de objetos hechos de materiales apropiados y seguros para nuestras mascotas. Puedes ofrecerle juguetes de nylon duro u objetos de cuero crudo.

Seguridad en el Exterior
Hay muchos propietarios que prefieren que sus mascotas vivan en el exterior. En estos casos hemos de asegurarnos de que su caseta sea lo bastante grande y cumpla los requisitos básicos para soportar el frío, el viento y la lluvia. Debería estar situada en un lugar protegido y su interior acomodado con cojines o mantas que podamos lavar. Hay perros con pelaje largo y denso como el Husky, acostumbrados a soportar las peores condiciones climáticas a los que les gusta, e incluso prefieren, vivir en el exterior. Sin embargo, esto no debería convertirse en una excusa para olvidarnos del animal durante horas, ya que necesitan exactamente la misma atención y cariño que cualquier otro perro que viva de puertas para dentro.
Los animales que viven en casas con patios o jardines tienen muchas posibilidades de poder escaparse y tener algún accidente (aun viviendo en el campo). Si es tu caso, lo ideal es que cerques toda la parte exterior con una valla de 1,2 m de altura, si tu mascota es pequeña, o de 1,8 m si es grande. No olvides que los perros son hábiles excavadores y que tendrás que comprobar periódicamente el estado de las vallas y de las puertas.

Microchip
La tecnología actual nos permite tener a nuestras mascotas identificadas electrónicamente. El microchip es un sistema permanente de identificación que consiste en la introducción de una pequeña “capsulita” debajo de la piel del cuello del animal.
El número de microchip se corresponde en el registro central con tus datos personales (nombre, dirección y teléfono) por lo que en caso de extravío o robo, tu animal podrá ser recuperado.

Subir




Home | Hembras | Machos | Cachorros | Logros | La Raza | Notas | In Memorian | Testimonios | Contáctenos

© Copyright 2009. Del Shaddai Basset Hound. Todos los derechos Reservados. Powered by: VCreativa.